Öhlins Argentina

Desde de Agosto de 2009 somos representantes oficiales de esta emblemática marca en Argentina ofreciendo toda la línea de suspensiones para Motos y ATV como su línea de lubricantes. Todos ellos desarrollados con la tecnología más avanzada del mercado mundial que solo Öhlins puede dar.

El servicio y la asistencia son piedras fundamentales en nuestra búsqueda por ofrecer la gama de productos más avanzados y profesionales en el mercado.

Todos nuestros productos poseen garantía y soporte postventa oficial por Öhlins Argentina, con el mejor staff capacitado por Öhlins USA para brindar un igualable servicio.

ESTO ES ÖHLINS

Introducción
 
Öhlins Racing ha sido una parte integrada de la industria del motorsport por más de 30 años y nuestro enfoque siempre ha estado en el servicio y la asistencia, desde los circuitos de MotoGP a los eventos de carrera nacionales en más de 50 países de distribución.

Nuestra filosofía siempre ha sido la de proporcionar al mercado, a los socios y Fabricantes de Equipos Originales (OEM) tecnología de alta calidad, y todos nosotros estamos dedicados a exceder las expectativas de nuestros clientes alrededor del mundo.

El estilo Öhlins

Nuestra pasión por las innovaciones nos motiva a buscar la próxima generación de tecnología avanzada en suspensiones.

Nuestro personal profesional y especializado coopera con algunos de los equipos de competición más prestigiosos del mundo para encontrar resultados óptimos y este conocimiento encuentra su fin en los amortiguadores, horquillas delanteras y steering dampers/amortiguadores de dirección del mercado.

Nuestros clientes montan tecnología de fábrica con sólo pequeñas o nulas modificaciones. Nuestra meta es ofrecer el mismo nivel de servicio y apoyo a lo largo de nuestra organización, no importa si es un equipo de carrera o un apasionado corredor entusiasta en busca de una mejor parte para la suspensión de su motocicleta, automóvil, ATV o moto de nieve.

Ser una marca preferida y respetada en el segmento high-end dentro de nuestras áreas comerciales es nuestro lema y cada empleado se esfuerza por hacerlo realidad. Estar a la vanguardia de la tecnología avanzada en suspensión nos hace trabajar aún más duro para encontrar el próximo capítulo en tecnología de suspensión.

Öhlins Racing está a punto de dar vuelta una nueva página y es tiempo de hacer que el mundo se vuelva hacia la suspensión electrónica.

La filosofía de producción 

• Todos los productos son ensamblados por dedicados especialistas con pasión por la perfección.
• Dependiendo del volumen de desviaciones en el pasado y la historia del proveedor, una cantidad de cada lote de componentes es verificado al azar en la inspección de recepción. De esta manera, podemos minimizar el volumen de componentes desviaciones en la línea de producción.
• Todos los productos ensamblados atraviesan numerosas pruebas para asegurar una calidad y funcionalidad óptimas.
• Nosotros creemos firmemente que nuestra facilidad de producción en Suecia nos da una ventaja competitiva – podemos controlar el flujo entero desde la tabla de dibujo hasta la unidad ensamblada en su paquete antes del embarque.

HISTORIA DE ÖHLINS

Öhlins Racing ha sido una parte importante de la industria del motorsport por más de 30 años. Póngase al día sobre nuestra historia a continuación.

Kenth Öhlin era un corredor de motocross regular que no logró conseguir títulos prestigiosos. Las cosas mejoraron cuando él empezó a ayudar otros. Antes de empezar la Compañía de Öhlins en 1976, él ya estaba construyendo caños de escape, motores y amortiguadores.

Cuando puso en marcha su propia compañía, también era un minorista de motocicletas y ciclomotores, y el negocio comenzó a propagarse velozmente. Tan rápido como surgió, la compañía se diversificó demasiado y Kenth se vio obligado a escoger una dirección a inicios de los ochenta.

Con tantas actividades al mismo tiempo teníamos demasiado dinero ahorrado. Conversé esto con mi contador y escogí discontinuar con todo excepto los amortiguadores, dice Kenth.

Nosotros ya estábamos a la vanguardia del desarrollo en ese momento y la competencia no era grande. La opción no fue difícil para mí.

Los amortiguadores Öhlins fueron colocados por primera vez en una motocicleta que logró el título de campeón mundial en 1978. El corredor era el ruso Gennady Moiseev que condujo una KTM en la categoría 250cc.

Un recuerdo maravilloso; en ese momento yo estaba aún más alejado de las pistas que hoy. Trabajaba de lunes a viernes en la compañía y los fines de semana conducía el autobús de reparación a las competiciones por toda Europa. A veces uno de mis compañeros de trabajo me acompañaba para que no tuviera que conducir solo, dice Kenth.

El premio más valorado fue el primer título de campeón mundial de Håkan Carlqvist, que ganó en 1979. Kenth lo conocía hacía mucho tiempo e incluso competían entre ellos de vez en cuando.

Ya entonces Kenth Öhlin había tomado la decisión que aún hoy sigue sosteniendo. Los corredores que quisieran ayuda tenían que pagar por las partes y el servicio. El patrocinio con partes cedidas no existía. En este punto Öhlins difiere de otros competidores.

Con seguridad ha ocurrido que corredores obtuvieron partes gratuitas de otras compañías y nos dejaron. Pero la mayoría regresó a nuestra compañía al cabo de un mes o dos, dice Kenth.

Otro período importante para Öhlins Racing fue cuando Kenth Öhlin decidió venderle el 50 por ciento a Yamaha en 1987. Hasta entonces Öhlins se había asociado principalmente con motocross pero los amortiguadores amarillos habían incursionado incluso sobre carreras en asfalto con buenos resultados. En 1984 Eddie Lawson ganó la clase 500cc sobre asfalto corriendo en una Yamaha con amortiguadores Öhlins.
De hecho, no era una decisión difícil vender a Yamaha. Nosotros manteníamos un estrecho contacto a través de  los años y estábamos de acuerdo sobre cómo la colaboración debe funcionar. Yo no tenía ninguna ansiedad por vender pero vi las ventajas de colaborar con una compañía multinacional. No he tenido ningún pesar en mi vida sobre mi decisión, dice Kenth.

En años recientes Öhlins ha hecho su entrada en el segmento automotor; Kenth ve grandes ventajas en esto.

Cuando las personas miren atrás a Öhlins en 20 años  yo pienso que nos verán como a una compañía que desarrolló amortiguadores para la industria automotriz, a pesar de que realmente no era nuestra meta. Normalmente, 20 años es el tiempo que toma antes de que un  producto comience a ser utilizado en automóviles normales, él continúa.

El rol de Kenth Öhlin en la compañía ha cambiado durante los años. Al principio él era el cerebro detrás de los productos, hoy en día él es más “la araña en la tela” que lleva la compañía adelante.

Nosotros hicimos una gran reorganización hace unos años y reclutamos dos directores gerentes ayudantes para hacer la compañía más dinámica. Pero aún estoy envuelto en todas las áreas dentro de la compañía. Yo no diseño más pero soy responsable de la forma en que la tecnología se desarrollará dentro de cinco años y  todavía tengo el tacto que me permite ver si algo está mal. Intento estar en la fábrica al menos una hora por día, afirma Kenth.

Para continuar siendo líderes del mercado, Öhlins invierte todos los años alrededor del 16% de la producción en desarrollar nuevos productos. Eso significa casi 50 millones de Krona suecos.

En diciembre de 2007 Kenth Öhlin decidió readquirir la mayor parte de la compañía y hoy sólo el 5% permanece en manos de Yamaha.

Nosotros tenemos buenas personas en todas los sectores de la compañía, yo siempre he tenido cuidado con eso y continuaremos para seguir siendo los primeros en desarrollo. Si yo hubiera querido dirigir la compañía sólo para ganancia económica, lo habría hecho de manera diferente, concluye Kenth Öhlin.

HITOS HISTÓRICOS

1976, Öhlins fundado por Kenth Öhlin.
1978, Primer título mundial de Öhlins, Gennady Moiseev.
1981, Campeón mundial con Neil Hudson, MX 250 Yamaha.
1983, Campeón mundial con Carlos Lavado, RR 250 Yamaha.
1984, Primer  patente de Suspensión Electrónica de Control Continuo (CES).
1984, Centro de desarrollo en Jönköping, Suecia.
1986, Yamaha Motor Co. Ltd. se convierte en copropietario de Öhlins.
1993, Nigel Mansell gana el Campeonato de CART con suspensión Öhlins.
1996, Subsidiaria en Hendersonville, Carolina del Norte.
1998, Sociedad cooperativa con Tenneco Automotive para CES, por Öhlins.
1998, Certificación ISO 9001.
2002, Instalaciones en Upplands Väsby, 15.000 sqm. en total.
2003, los primeros Volvo S60R equipados con CES Öhlins salen de la fábrica.
2006, Sistema TTX sale al mercado.
2006, Certificación ISO 14000.
2007, Centro de Distribución y Técnica en Nürburgring.
Más de 200 títulos de Campeón Mundial en Motorsport.
2007, Kenth readquiere el 95% de la compañía el 21 de diciembre.
2008, la suspensión electrónicamente controlada convirtió a Haga en ganador en el Donnington WSBK

CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE

Sistemas de control
 
En 2006 Öhlins Racing certificó el funcionamiento en Upplands Väsby, Suecia, desarrollando, diseñando y ensamblando amortiguadores y suspensiones según los requisitos ISO 14001. En 1998 el mismo funcionamiento era certificado según los requisitos ISO 9001. Ambos certificados se mantienen con validez.

Substancias peligrosas
 
Nosotros no usamos substancias peligrosas definidas como tales por listas oficiales internacionales de substancias restringidas.

Política medioambiental 

En Öhlins, debemos dirigir nuestro negocio de modo tal que las oportunidades y los riesgos sean abordados desde una perspectiva medioambiental, es más, tomamos nuestra responsabilidad social mejorando constantemente el rendimiento medioambiental del proceso completo.
Nosotros debemos, interna y externamente, informar el impacto medioambiental de nuestros productos y servicios y contribuir para que la adaptación medioambiental supere los requisitos medioambientales de los clientes y la legislación medioambiental aplicable.

Política de calidad

Nosotros queremos, excediendo las expectativas de nuestros clientes, asegurar que los productos y servicios de Öhlins son asociados con alta calidad. Con las mejoras continuas de nuestros procesos y productos como fin, y la conformidad del cliente, la rentabilidad y satisfacción de los empleados como metas, nosotros siempre estaremos un paso adelante de nuestros competidores.